logo

Pregunta 1

  • En mi opinión, la raíz de nuestro conflicto es la negación sistemática de ser euskaldun, es decir, las políticas persistentes para eliminar el euskera y la cultura vasca. Hoy en día, cada día, también vulneran los derechos de las personas vascoparlantes. Así mismo, continúan en activo las políticas para hacer desaparecer la cultura vasca. ¿Cómo vamos a conseguir una convivencia respetuosa, cómo vamos a lograr la reconciliación en nuestro pueblo, si constantemente nos son negadas nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra identidad sistemáticamente?

 

"Foro Social para promover el proceso de paz"COLM CAMPBELL:

El derecho internacional puede ayudar en los procesos de paz y en la resolución de conflictos en general, ya que puede proporcionar algo así como un conjunto de objetivos estándares o puntos de referencia, que no son propiedad de ninguna de las partes del conflicto. En Europa existe un claro apoyo a la idea de que los derechos culturales, incluidos los derechos lingüísticos de las minorías nacionales, deben ser protegidos. Esta protección se establece en el Marco de las Minorías Nacionales del Convenio del Consejo de Europa, ratificado por España (es decir, se ha acordado regirse por la Convención), aunque Francia no lo ha hecho. Estos son algunos ejemplos de las disposiciones de la Convención:

Artículo 10

1 Las Partes se comprometen a reconocer que toda persona perteneciente a una minoría nacional tiene derecho a utilizar libremente y sin trabas su lengua minoritaria tanto en privado como en público, oralmente y por escrito.

2 En las zonas geográficas habitadas tradicionalmente, o en número considerable, por personas pertenecientes a minorías nacionales, cuando estas personas lo soliciten y dicha solicitud corresponda a una necesidad real, las Partes se esforzarán por asegurar, en la medida de lo posible, unas condiciones que permitan la utilización de la lengua minoritaria con las relaciones entre esas personas y las autoridades administrativas.

Artículo 12

1 En caso necesario, las Partes tomarán medidas en los campos de la educación y de la investigación para fomentar el conocimiento de la cultura, la historia, la lengua y la religión de sus minorías nacionales así como de la mayoría.

2 En este contexto, las Partes ofrecerán en particular oportunidades suficientes para la formación del profesorado y de acceso a los libros de texto y facilitarán los contactos entre los alumnos y profesores de diferentes comunidades.

Artículo 14

1 Las Partes se comprometen a reconocer a toda persona perteneciente a una minoría nacional el derecho a aprender su lengua minoritaria.

Por tanto, existe un conjunto de normas que no son específicamente propiedad de los vascos (o de cualquier minoría nacional en Europa), pero que recorre un largo camino hacia la solución de las necesidades de las minorías nacionales en los ámbitos de la lengua y la cultura. Además, este convenio marco prevé nuevos acuerdos por los que dos estados formalizan los vínculos transfronterizos entre los grupos nacionales. Las disposiciones se establecen en los artículos 17 y 18:

Artículo 17

1 Las Partes se comprometen a no obstaculizar el derecho de las personas pertenecientes a minorías nacionales a establecer y mantener contactos libres y pacíficos a través de las fronteras con personas lícitamente establecidas en otros Estados, en particular con aquéllas con las que compartan una identidad étnica, cultural, lingüística o religiosa, o un patrimonio cultural común.

2 Las Partes se comprometen a no obstaculizar el derecho de las personas pertenecientes a minorías nacionales a participar en las actividades de las organizaciones no gubemamentales, tanto a nivel nacional como internacional.

Artículo 18

1 Las Partes se esforzarán por concluir, en caso necesario, acuerdos bilaterales y multilaterales con otros Estados, en particular, Estados vecinos, con el fin de asegurar la protección de las personas pertenecientes a las minorías nacionales en cuestión.

2 En su caso, las Partes tomarán medidas para fomentar la cooperación transfronteriza.

En la actualidad, ningún acuerdo especial en virtud de los términos de la Convención puede ser establecido entre Francia y España, debido a que Francia aún no ha ratificado la Convención (es decir, que aún no ha aceptado atenerse). Teniendo en cuenta que el País Vasco incluye territorios en España y en Francia, hay muchas razones para ser optimistas sobre el hecho de que la aplicación de la Convención podría contribuir a la solución de la cuestión vasca. La aplicación de la Convención podría involucrar no sólo a los estados español y francés, sino también al gobierno de la comunidad autónoma vasca, al gobierno de Navarra, y a la entidad regional en Francia con competencias en temas vascos.