logo

Pregunta 1

  • Cuando un gobierno mantiene presos enfermos, alargamiento de penas, dispersión de presos, acoso y detenciones a militantes… ¿es posible? ¿Debía dar pasos del propio desarme represivo, cuando no reconoce a ningún facilitador externo y cuando desprecia el llamamiento de Aiete?

 

"Foro Social para promover el proceso de paz"Aaro Suonio: 

Tener el proceso de paz en marcha supondrá que todas las partes adquieran compromisos y tomen medidas para construir confianza, ya sean los gobiernos o las fuerzas paramilitares. Las iniciativas unilaterales, a veces llamadas en Irlanda del Norte como ‘correr riesgos por la paz’, pueden ganar tiempo o hacer avanzar el proceso pero, en algún momento, habrá necesidad de reciprocidad con el fin de construir suficiente confianza para que el proceso sea sostenible.

ETA ha anunciado el final definitivo de su actividad armada y no ha habido una respuesta por parte del gobierno. Tampoco han respondido a la ‘llamada de Aiete’. ETA determinará si es posible que sus miembros den un paso concreto relativo al desarme, en búsqueda de una respuesta del gobierno. El desarme siempre es positivo y debería llevarse a cabo, pero no a costa de que, como consecuencia de falta de reciprocidad, las personas que desarrollan la actividad armada arriesguen demasiado y se desilusionen. Dar pasos hacia el desarme podría ser un paso valiente que indicaría hacia qué dirección definitiva quiere ir ETA y, bajo las circunstancias adecuadas, posiblemente podría funcionar como catalizador para obtener apoyo político internacional para que el gobierno español (y francés) se comprometan en el marco del proceso de paz. Desde luego, un paso como ése daría mucha publicidad internacional al proceso, pero no garantizaría hasta qué punto tendría incidencia en los gobiernos. Esto puede llegar a ser difícil de calibrar, en caso de que no haya comunicación directa ni mediante intermediación. Es importante seguir construyendo y no crear más desconfianza, ya que ésta es una cuestión evidente tras décadas de conflicto y actualmente supone un obstáculo para avanzar.

 

"Foro Social para promover el proceso de paz"Robert McBride:

No todas las partes en el proceso de paz desean cambiar. El Statu Quo beneficia a muchas personas que dependen de éste y deben a él sus perspectivas de carrera. Hasta tal punto que intentarán ralentizar el proceso de paz o incluso sabotearlo. Pueden incluso enterrar sus cabezas bajo la arena y esperar a que desaparezca. Es responsabilidad de aquellas personas que apoyan el proceso de paz autocontrolarse para que las provocaciones no les lleven a respuestas insensatas que pueden llegar hasta la obstinación. Se necesita utilizar medios creativos e innovadores para generar el cambio en las personas negacionistas. Estas medidas pueden tener lugar en el propio escenario del conflicto o incluso lejos de éste.

En el contexto sudafricano, el Gobierno del Apartheid se preparó para hablar de cuestiones de presos políticos y cuestiones relacionadas, sólo cuando la violencia, la tortura y las violaciones de otros derechos humanos salieron a la luz. Como consecuencia, es decisivo para el proceso de paz que activistas por los derechos humanos empiecen un minucioso registro de ejemplos de violencia estatal que abarquen todo el periodo de conflicto. Estos informes deberían ser exhaustivos: haciendo cobertura de testimonios de víctimas, declaraciones de testigos oculares, informes médicos, etc.