logo

Preguntas Reintegración de personas presas y huidas

"Foro Social para promover el proceso de paz"


 

 

 

 

 

 

1. ¿Qué se puede hacer en nuestro país, cuando nuestro presidente (el presidente vasco) dice que el único Foro para hablar de estas cuestiones es el Parlamento vasco? ¿Es necesario que la ciudadanía participe en el tema que nos ocupa, de libertad de presos, vuelta de los exiliados, etc…? ¿Es sólo el Parlamento vasco el único que debe entender de política de distensión?

Responde Martin Snoddon

 2. ¿El final del conflicto armado garantiza la paz entendida como consenso bilateral?

Responde Martin Snoddon

 3. La reintegración exige más solidaridad que generosidad, es así?

Responde Martin Snoddon

 4. ¿Cómo se debe gestionar la ayuda que necesitan las personas presas y huidas (para conseguir trabajo, ayuda psicológica…)? ¿Cuando ellas la piden o a todas, aún cuando no la quieran?

Responde Martin Snoddon

 5. La política penitenciaria del Gobierno español ha fracasado y todavía no hay “vía” para la reinserción de los presos. Parece que el gobierno del Partido Popular no está dispuesto a abrir nuevas vías. ¿Qué solución ve usted en este sentido para que el Gobierno busque solución sobre los presos?

Responde Martin Snoddon

 6. Se habla de presos políticos, pero las mujeres también estuvieron presas, ¿cuántas? ¿Su reintegración social fue diferente? Y, ¿se propusieron o elaboraron medidas específicas para las mujeres?

Responde Martin Snoddon

 7. Has mencionado que el trabajo de las personas presas fue imprescindible. Que de ganar la guerra, viajaron hacia el logro de la paz. Que, en esas claves, trataron de borrar la violencia cultural que había a nivel social, reconociendo las meteduras de pata, dialogando con los otros bandos, pidiendo perdón… En ese cambio, ¿no tiene que ver el hecho de seguir a Jesús de Nazaret? Tener como modelo a Jesús es creer en el perdón de las meteduras de pata, supone perdonar de forma igual, también al enemigo, concebir la violencia de forma negativa, la compasión, asumir que el sufrimiento causado por otras personas, creer en la resurrección… ¿Qué valores transmitiremos en las escuelas? En vuestra experiencia, ¿hasta qué punto ha influido la fe?

Responde Martin Snoddon