logo

El Foro Social Permanente en Navarra impulsará un proceso de reconciliación liderado desde la sociedad civil

El Foro Social Permanente en Navarra ha realizado hoy un balance de su primer año de andadura. Fernando Armendariz y Expe Iriarte han destacado que el objetivo del Foro es construir un carril central liderado por la sociedad civil que ponga en marcha un un proceso de reconciliación en Navarra. Asimismo, han saludado las iniciativas de reconocimiento y reparación tomadas desde el Gobierno Navarroporque permiten comenzar a reparar tantos años de negacionismo en Navarra. Por último, han anunciado que el próximo día 28 de octubre se celebrará una asamblea de alcaldes para impulsar este carril central por la convivencia en Navarra.

 

Intervención de Fernando Armendariz y Expe Iriarte

Hace un año, en junio, se constituyó el Grupo de Navarra del Foro Social Permanente. Hoy este espacio lo conformamos las 11 personas siguientes: Fernando Armendariz, Begoña Uharte, Expe Iriarte, Terexa Fagoaga, Roberto Oiz, Txemi Perez, José Luis Uriz, Juanje Soria, Carlos Aitor Yuste, Aitor Etxeberria y Andoni Serrano.

Algunos en representación de entidades y la mayoría a titulo individual. Todas con una larga y reconocida trayectoria en la defensa de los derechos humanos para todas las personas.

Hoy queremos presentarles aquí el balance de estos primeros 12 meses de andadura. Un balance rico, con un camino complicado, no vamos a negarlo, pero que ya ha empezado a fructificar.

A las que conformamos el Foro Social Permanente nos une la voluntad de aportar desde la sociedad civil a desatascar los nudos que atenazaban y siguen atenazando la resolución.

En lo que se refiere al tercer eje, «Facilitar la integración de las personas presas y huidas», recordar que el pasado 18 de mayo presentamos en el Hotel Tres Reyes las recomendaciones del IV. Foro Social realizado en Donostia. Actualmente estamos realizando una ronda de reuniones con partidos y sindicatos con el fin de presentarles las conclusiones y sentar las bases para iniciar un dialogo para diseñar juntos, de manera consensuada y transversal, una hoja de ruta que permita avanzar hacia este objetivo.

Finalmente, es precisamente en el eje titulado “Preservar la verdad y la memoria para afrontar el pasado con honestidad y establecer las bases para la convivencia futura” donde mayor impacto ha tenido nuestra actividad en Navarra y mas satisfechas nos sentimos.

La jornada del 04/11/2016 en el Hemiciclo del Parlamento de Navarra, sobre el tema “Construyendo la convivencia en Navarra” supuso un verdadero hito en nuestra actividad. Esta jornada reunió por primera vez en Pamplona a víctimas de diferentes expresiones de violencia. Supuso un antes y un después en la construcción de la necesaria convivencia en nuestro territorio.

En segundo lugar, la jornada «Mujeres Navarras torturadas: verdad, justicia y reparación» buscaba poner el foco en la parte más oculta de la lacra de la tortura, la que más impunidad ha tenido: la tortura a las mujeres.

En ambos casos, las presentes nos conmovimos con los sucesivos relatos, empatizamos con el sufrimiento de las otras y…lloramos. No nos cuesta reconocerlo.

Finalmente destacar el documental ““Construyendo la convivencia en Navarra” que ha tenido un gran eco.

Como balance de estos doce meses extraemos tres conclusiones:

La primera. La verdad, justicia y reparación de todas las víctimas de todas las expresiones de violencia deben constituir el elemento nuclear de toda política de convivencia en nuestro territorio. Un trabajo que debe hacerse desde una lectura crítica del pasado reciente ha realizar por todas las partes, incluyendo la propia sociedad civil. Sin equidistancias ni ambigüedades.

La segunda. El desarme de ETA demuestra que todos los obstáculos son superables. Que lo que parecía imposible se puede lograr. El método exitoso, la voluntad política y social y la disposición al dialogo, son un formidable campo base sobre el que trabajar sobre otros aspectos.

La tercera. El trabajo realizado nos ha confirmado una intuición que los miembros que conformamos el Foro Social Permanente teníamos cada uno por nuestra cuenta antes de comprometernos en este proceso: En Navarra existen sectores empeñados en no sentar las bases de una convivencia con garantías

de no repetición. Nos referimos a aquellos sectores negacionistas de la existencia de un conflicto y que, en consecuencia, niegan también la necesidad de tender puentes y construir la convivencia sobre bases sólidas. Nos referimos a aquellos otros sectores que, cada uno desde sus posiciones, viven el fin de la violencia de ETA desde una lógica de vencedores y vencidos.

Y precisamente en Navarra, sabemos las consecuencias que tiene negar la existencia de un conflicto. Lo que supone cerrar un conflicto con una lógica de vencedores y vencidos. 80 años después, aquí, en Navarra, seguimos buscando a familiares en las cunetas, seguimos sin reconocer y reparar a todas las victimas.

El Foro Social Permanente no queremos que dentro de 80 años nuestras nietas y nietos tengan que hacer lo que muchos están haciendo hoy con sus abuelas y abuelas: exigir que sean reconocidos y reparados. Exigir justicia.

El pasado 29 de abril en Gernika, en un momento tan simbólico como el 80o aniversario del bombardeo, desde el Foro Social planteamos la necesidad de construir un carril central en la resolución de las consecuencias del conflicto. Con el reconocimiento y reparación de todas las víctimas de todas las expresiones de violencia como eje central. Un carril central que salga de la lógica de las trincheras de cada parte.

En Navarra también debemos construir este carril central. Y para ello, entendemos que en Navarra es preciso un proceso de reconciliación liderado desde la sociedad civil. Un proceso de reconciliación que se tiene que dar en el seno de la propia sociedad civil.

Un proceso en el que es necesaria la implicación de las propias personas presas por delitos de motivación política, profundizando en los caminos de rechazo individualizado al uso de la violencia, en su compromiso inequívoco con las vías pacificas y democráticas, y el reconocimiento expreso del daño en su caso causado, como voluntad clara de reparación del mismo.

Es preciso reconciliarnos de tanto dolor sufrido, de tanto enfrentamiento. Es preciso reconciliarnos con aquellos que miraron a otro lado frente al sufrimiento de la otra parte. Y nos referimos bien a todos los sufrimientos, sin ambigüedades y sin equidistancias. Todos los sufrimientos no son iguales pero todos si son sufrimientos. Y todos merecen verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. Y para ello es preciso que todos hagamos una lectura crítica de este pasado tan reciente.

Pero también es preciso reconciliarnos con aquellos que no quisieron ver y vivieron como si este conflicto no fuera con ellos.

Todas y todos somos, cada parte con su dosis de responsabilidad, responsables de lo que hemos vivido. Y cuando hablamos de responsabilidad también lo hacemos sin ambigüedades y sin equidistancias

En este empeño vamos a trabajar desde el Foro Social Permanente en colaboración con las instituciones. En este sentido, queremos saludar las iniciativas de reconocimiento y reparación tomadas desde el Gobierno Navarro que permiten comenzar a reparar tantos años de negacionismo en Navarra.

Sabemos que no es tarea fácil; que requerirá de audacia sí, pero también de tacto, y sin duda de inteligencia y respeto a los ritmos de cada una. Pero desde el Foro Social Permanente no nos vamos a resignar a esta lógica de trincheras.

Por ello, anunciamos que el próximo 28 de octubre celebraremos una conferencia de alcaldes y representantes municipales de Navarra para avanzar en ese carril central por la convivencia. Pensamos que es necesario construir la convivencia sobre bases sólidas, y qué mejor manera de hacerlo que construirla sobre las instituciones más cercanas a la ciudadanía: los ayuntamientos.

Hoy queremos presentarles aquí el balance de estos primeros 12 meses de andadura. Un balance rico, con un camino complicado -no vamos a negarlo-, pero que ya ha empezado a fructificar.

A las personas que conformamos el Foro Social Permanente nos une la voluntad de aportar desde la sociedad civil a desatascar los nudos que atenazaban y siguen atenazando la resolución. Y nos une nuestro acuerdo con las 12 recomendaciones que realizó la primera edición del Foro Social en 2013 en sus sesiones de Bilbao y Pamplona. Estas 12 recomendaciones se recogían en cuatro bloques que constituyen nuestros ejes de trabajo:

El primero, “Alcanzar consensos básicos para abordar los principales retos del proceso de paz. Desde nuestra creación, hemos construido una comunicación estable con el Gobierno de Navarra, la Presidencia del Parlamento, los partidos políticos (Geroa Bai, Podemos, EH, Bildu, Izquierda- Ezkerra) y con los sindicatos (CCOO, UGT, ELA, LAB, Esteilas y CGT). Esto nos ha permitido promover un diálogo entre ellos que, por ejemplo, dio como resultado el consenso alcanzado en Navarra para afrontar el desarme de ETA desarrollado el pasado 08 de abril. Cuyas máximas expresiones fueron la posición activa y facilitadora del Gobierno de Navarra y la resolución mayoritaria del Parlamento.

Es precisamente en el segundo eje titulado «Diseñar, desarrollar y culminar un proceso de desmantelamiento y desarme» en donde los resultados son más tangibles. Ademas del amplio acuerdo citado, la sociedad hemos sido parte activa del proceso contribuyendo a lo que ya se ha denominado el «Modelo vasco de desarme». Un desarme desarrollado en base a una triangulación de acuerdo: los gobiernos navarro, vasco y de Iparralde, los verificadores internacionales y la sociedad civil. Que ha dado como resultado un desarme total, ordenado y verificado internacionalmente.

Podemos decir con orgullo que el Foro Social Permanente ha sido un actor importante en Navarra en alcanzar este necesario consenso que ha permitido afrontar el desarme de ETA con completas garantías.

Leave a Reply

*

captcha *